• PRECIOS
  • FOTOGALERÍA
  • BLOG
  • CONTACTO
  • A pie de calle

    A pie de calle

    Con este cartel indicador a la entrada de la localidad del Cubo del Vino ahora es mucho más fácil encontrarnos. Leer más

    Fachada nueva

    Fachada nueva

    Tras la remodelación de la fachada de Albergue FyM, tan sólo faltaba la figura del peregrino. Así se la presentamos. Leer más

    Tres dormitorios perfectamente amueblados

    Tres dormitorios perfectamente amueblados

    Se trata de cuartos muy luminosos y acogedores con ocho camas completas, cuatro sencillas y otras cuatro en literas. Leer más

    Cocina totalmente equipada

    Cocina totalmente equipada

    Con nevera, horno, microondas y vitrocerámica para que no eche en falta las comodidades de su propio hogar. Leer más

    Dos aseos con bañera, ducha y vidé

    Dos aseos con bañera, ducha y vidé

    Albergue FyM le da una gran importancia a este rincón de la casa porque valoramos vuestra tranquilidad e intimidad. Leer más

    Salón-comedor para disfrutar en familia

    Salón-comedor para disfrutar en familia

    Con cómodos sillones y una mesa familiar para degustar una buena comida y disfrutar de una amena conversación. Leer más

     

    Historia

    fachadaalberguefymEl albergue FyM se asienta en una casa que ha sido habilitada bien para el descanso del peregrino o bien para una estancia de fin de semana.

    Los inicios de construcción de la misma se remontan, aproximadamente, a 1938 y en ella se emplearon materiales de la época (barro, madera, tapias y algún hierro que otro). En las labores de construcción trabajaron los albañiles del pueblo, es decir, del Cubo del Vino, con la colaboración de sus gentes como muestras de amistad.

    La casa era propiedad de un molinero que, por cierto, era de los que se consideran ‘hombres de palabra’; luego se la vendió a un agricultor, otro hombre muy apreciado por sus vecinos. Por cosas de la vida el agricultor se la volvió a revender al molinero y el trato se cerró como éstos se hacían antiguamente, con un apretón de manos.

    Y fue, con el transcurso de los años y de la mano del señor molinero, como me convertí en dueño de esta propiedad, que ahora ha experimentado el cambio a albergue, con la categoría de Dos Conchas. “Dos hombres se dan la mano y se sella el trato”, fueron las palabras del antiguo dueño al vendérmela.

    La casa era antigua pero tenía sus encantos y, con unos arreglillos que le hice, la he compartido 14 años con mi mujer y mi hija -las personas que más quiero en el mundo-, y las que me han ayudado a impulsar este proyecto que, a partir de ahora, supondrá una nueva aventura profesional en nuestras vidas.

    Ahora esta casa es de todos ustedes, peregrinos, a los que les deseo una agradable estancia en ella.

     

    ¡BUEN CAMINO Y HASTA PRONTO!

     

     

    misionvision

    Pincha en las figuras del puzzle para conocer la Visión y la Misión de Albergue FyM.

     

    • Ruguichi (japonés)  dice:

      Soy un peregrino que llevo tres meses de peregrinación. Tengo sesenta y seis años y ahora soy pensionista. Me gusta España, sobre todo jamón, vino, aceita de oliva y su tierra.

    • Antonio y Mary (Sevilla)  dice:

      Agradecimientos de Antonio y Mary de Sevilla para Fernando y Mercedes por uno de los mejores albergues que hemos conocido y a sus personas encantadoras y serviciales. Gracias de todo corazón.

    • Asturiana  dice:

      Gracias por la hospitalidad y el trato familiar que nos habéis ofrecido. Me llevo un grato recuerdo de este lugar. ¡Viva El Cubo del Vino y Asturias!

    • Takashi  dice:

      Este albergue está muy bien y es muy cómodo. Los propietarios son muy amables y me alegro mucho de haberles conocido. Quiero volver por aquí algún día. ¡Buen camino a todos!

    • José  dice:

      Gracias a Fernando y Mercedes por su hospitalidad y buen trato, tanto en lo humano como en lo personal, lo que no me sorprende por ser buenos castellanos. Un abrazo muy fuerte de un catalán enamorado de sus gentes.

    Deja un comentario